Nemat ainda vive.


Lapidação no Irão

As 200.000 assinaturas, reunidas no ano passado pela Amnistia Internacional e dirigidas ao Presidente e ao Líder Supremo do Irão, apelando à comutação da pena de morte pela forca do jovem Nemat, têm conseguido mantê-lo vivo, embora permaneça, com muitos outros da sua idade, no corredor da morte. Também as 400.000 assinaturas contra a lapidação das 7 mulheres conseguiram, para duas delas, a comutação da pena. Mas, por outro lado, duas outras pessoas as substituíram. A pressão pública internacional vale alguma coisa, apesar de tudo. É preciso continuar, insistir sempre, não desistir, não preguiçar! É só um pequeno gesto...

Clique para ler o conteúdo (em espanhol) da carta dirigida ao Ayatollah Sayed 'Ali Khamenei, Líder Supremo da República Islâmica do Irão



Excelencia Ayatollah Sayed 'Ali Khamenei
Líder de la República Islámica de Irán


Excelencia,

Una mayoría clara y creciente de países no utiliza la pena de muerte contra ninguna persona, menos aún contra menores. Además las lapidaciones son una forma de ejecución prácticamente erradicada en la mayor parte del planeta. Sin embargo en Irán lamentablemente al menos 23 menores (personas que cometieron el delito siendo menores de edad) se encuentran en el corredor de la muerte, y seis mujeres y un hombre corren riesgo de ejecución por lapidación.

Me pongo en contacto con usted con carácter urgente para instarle a tomar medidas de inmediato para impedir la ejecución de cualquier persona por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años, y para pedirle que se conmute de inmediato la condena a lapidación de Iran, Khayrieh, Kobra, Soghra, Fatemeh, Ashraf y Abdollah F.

Aprovecho esta ocasión para:

- manifestarle mi oposición incondicional a la pena de muerte, por considerarla la forma más extrema de pena cruel, inhumana y degradante y una violación del derecho a la vida;

- recordarle que como Estado Parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en la Convención sobre los Derechos del Niño, Irán ha contraído el compromiso de no ejecutar a ninguna persona por un delito cometido cuando era menor de 18 años;

- indicarle que el Comité de Derechos Humanos de la ONU ha explicado claramente (en el caso Toonen contra Australia) que tratar el adulterio y la fornicación como delitos es contrario a las normas internacionales de derechos humanos, y que, por tanto, la imposición de la pena de muerte por lapidación para castigar el adulterio constituye un incumplimiento del compromiso contraído por Irán en virtud del artículo 6.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, según el cual "sólo podrá imponerse la pena de muerte por los más graves delitos ".

Por todo lo anterior, le insto a declarar una moratoria de las ejecuciones de todos los presos que están pendientes de ejecución y le pido que como paso previo a la abolición total, prohíba la aplicación de la pena de muerte por lapidación así como la ejecución de menores en Irán. Sería un gran avance en la aplicación del derecho y las normas internacionales para la protección de los derechos humanos.

    Subir ↑